Comparar listados

El euríbor vuelve a subir en octubre

El euríbor vuelve a subir en octubre

Se confirma la tendencia alcista por octavo mes consecutivo 

El euríbor vuelve a subir en octubre, el euríbor cierra el -0,154% en octubre confrontado al -0,166% de septiembre, confirmando su línea ascendente. El pronóstico es que en 2018 finalice con un -0,17%. Esto significa que las variaciones en este año fluctuaron entre -0,10 y -0,30%. Para el año 2019 se esperan valores situados entre un mínimo -0,10% y un máximo 0,30%.

Antes de continuar hablando del euríbor queremos explicar de qué estamos hablando realmente. El euríbor es un tipo de interés que utilizan los bandos europeos para prestarse dinero entre ellos mismos. Si un banco necesita liquidez, la pide a otro banco que aplicará la tasa Euribor para efectuar la «venta» de ese dinero. Para calcular este tipo de interés se utilizan los valores medios que tengan en ese momento los principales 64 bancos de Europa. El euríbor a aplicar a las hipotecas se calcula anualmente, aunque este promedio se calcula cada día a otros efectos.

Es decir que se ve directamente afectado por la economía europea y las decisiones del Banco Central Europeo. Existen varios factores macroeconómicos que afectan al euríbor, como por ejemplo el precio del petróleo, las bolsas más importantes, el precio del dólar, etc. Si el dinero fluye con dinamismo entre los bancos y la economía se ve activa, el euríbor tenderá a la baja. En cambio si el mercado se muestra cauteloso y no hay dinero en circulación, pues subirá. Se trata simplemente de la ley de la oferta y la demanda.

Las hipotecas revisables

Se ven afectadas con estos cambios, pero estos porcentajes son mínimos y se traducirá en una variación mínima de la cuota de la hipoteca.

Existen contratos que se revisan anualmente y otros semestralmente. El hecho de contar con una revisión anual significa que durante estos 12 meses la cuota será fija aunque el Euribor suba o baje.

Es por este motivo, que los bancos quieren firmar con revisión cada 6 meses, cuando el euríbor esté bajo. Esto permite actualizar las cuotas más bien, ya que lo único que puede pasar es que El euríbor suba.

En periodos en el que el euríbor esté alto, los bancos buscarán contratos revisables anualmente para evitar que el el descenso del tipo de interés afecte las cuotas de las hipotecas.

Las hipotecas a tipo fijo da estabilidad en saber cuánto se debe pagar cada mes. Las cuotas se mantendrán resguardadas de la volatilidad del mercado por los 20 o 30 años que constituye el plazo de la hipoteca. Esta tranquilidad se traduce en dinero. Este tipo de hipoteca suele ser más cara que la del tipo variable. Sin embargo, muchos expertos señalan que para que una hipoteca sea más rentable al tipo fijo, el Euribor debería subir por sobre el 2% y de forma continuada.

Es decir que no es una decisión fácil la de elegir una hipoteca. Se debe analizar la situación de cada persona o familia en particular, en relación a la situación económica ya la oferta de los bancos. Comprar una vivienda es un proyecto importante y debemos pensar bien y evaluar todas las opciones para que nuestro sueño no se transforme en un problema.

img

Veronica Orden

    Artículos Relacionados

    Las hipotecas a tipo fijas se convierten en las más populares

    La constante bajada del Euribor revoluciona el mercado hipotecario. La subida de los precios...

    sigue leyendo
    por Veronica Orden

    Quién pagará finalmente el impuesto de las hipotecas ?

    Si estás pensando en firmar una hipoteca esta información aquí te contamos, quién pagará...

    sigue leyendo
    Viure Maresme
    por Viure Maresme

    Únete a la discusión